Atrás Personaje - 17/03/2022

Empaques en clave femenina

“Solo pedimos OPORTUNIDADES, ¡del resto nos encargamos nosotras!“

Cynthia Briceño Obando / prensa@revistacorrugando.com

 

Paola Fernanda Varela Arciniegas

Gerente General en Empaques Industriales de Colombia SAS

Administradora de empresas con énfasis en Finanzas

45 años

 

Es una realidad que las mujeres destacadas en la industria del cartón y los empaques tienen una baja representación con respecto a la participación de sus pares.

Pero poco a poco la presencia femenina en estas industrias crece, y ellas ya contribuyen al éxito de las organizaciones en las que colaboran o dirigen.

Este es el caso de Paola Varela Arciniegas, quien desde hace cinco años se desempeña como gerente general de Empaques industriales de Colombia. 

El siguiente es un extracto de una amplia entrevista con Revista Corrugando y en donde recogemos su visión, empuje, experiencia y estilo empresarial que une liderazgo con valentía, botas industriales con tacones, humildad con cercanía y conocimiento con formación permanente. 

1. ¿Cómo entiende el liderazgo?

El liderazgo es una energía, una habilidad inherente al género que te lleva a reconocer y rescatar lo mejor de cada persona de un colectivo para lograr como equipo el cumplimiento de un interés común. Liderar es lograr que te sigan y te acompañen en una visión compartida por convicción y no por autoridad.  Requiere un sentido profundo de humildad, formación permanente y siempre estar dispuesto a escuchar.

2. ¿El liderazgo femenino está de moda o es una realidad?

El liderazgo femenino, definitivamente llegó para quedarse.  No es una moda, hoy el mundo entero reconoce nuestras capacidades. Simplemente llegaron las oportunidades para las mujeres y creo que hemos sabido capitalizarlas; todos los días se comprueba que estamos a la altura de grandes retos y desde todos los frentes. Tradicionalmente, hemos sido líderes en nuestros hogares y familias, pero hoy por hoy, llegamos a las organizaciones a dejar allí también lo que somos en esencia.  Y si sumamos a esto la preparación profesional en habilidades duras, que crece día a día, el romper los paradigmas de imposibilidad de ciertos trabajos asociados a los hombres, tenemos una combinación de habilidades y virtudes que nos permiten liderar grandes grupos y grandes empresas en cualquier sector de la economía.

3. El sector cartonero, es tradicionalmente un sector muy masculino. ¿Qué ha sido lo bueno y lo malo con lo que se ha topado como mujer y Gerente General de Empicolsa?

Enfrentarse a un sector liderado por hombres, en una región donde continúa predominando el machismo fue uno de los grandes retos en mi llegada a este medio.  La credibilidad no solo del sector, de la industria en general, fue una etapa dura de quemar, llegar con vestido y tacones maquillada y peinada a una reunión de negocios todavía pone en duda tus capacidades.  Y no por eso debemos dejar de ser mujeres, eso nos hace únicas, especiales; solo hasta que inicias, expones, te escuchan, validan tu posición.  Hoy es un tema que ya no aparece en mi agenda porque no se trata de demostrar nada a nadie, los resultados hablan por si solos.

Lo más bello de todo este proceso ha sido haber tenido la oportunidad romper esquemas y paradigmas, asumir el liderazgo de una gran compañía y ser reconocida por mi equipo como tal.  Recuperar una organización de más de 45 años en el mercado enfrentada a una quiebra inminente, volverla viable y sostenible y posicionarla nuevamente como un jugador importante en el sector del Papel y Cartón Corrugado en Colombia.  No ha sido una cuestión de edad ni de género, es convicción total por lo que se hace y mucha confianza en tu grupo de trabajo.  Visión compartida del negocio.

4. ¿Cuál es la decisión más difícil que le ha tocado tomar?

Pregunta muy compleja.  Muchas decisiones han sido difíciles en este camino, pero tal vez una me marco y no la olvido por lo que significó en ese momento; tomar la decisión de cerrar una de las plantas en Colombia, para salvar a toda la organización.  Lo más difícil de la decisión fue pensar en toda la gente que en su mayoría llevaban más de 25 años trabajando para la empresa y era su casa, su segundo hogar.  Nunca vas a estar preparado para pararte al frente de más de un centenar de personas y decirles que es su último día de trabajo.

5. ¿Qué cualidades hay que tener para poder trabajar en esta industria?

No se si para esa industria en específico; pero si para liderar grupos, considero muy importante tener una visión holística del negocio, ser capaz de engranar cada decisión en el bien de toda la organización e inclusive por el bien del sector mismo y sobra decirlo, de todos los grupos de interés. 

La velocidad de reacción ante las diferentes circunstancias y la capacidad de adaptarte a los cambios de manera efectiva y rápida puede hacer la diferencia de manera importante en los resultados que esperas. No es una opción no tomar decisiones, no es una opción quedarte en status quo. 

6. La pandemia nos ha impulsado a trabajar de manera más flexible y a explorar esa capacidad casi siempre asociada a la mujer de ser “multitasking“. ¿Considera que el entorno laboral ya nunca será igual que antes?

Igual nunca será, pero es un tema más allá de la pandemia, la misma evolución nos reta día a día a ser mas eficientes y precisos, sobre todo con el tiempo, no es un tema de cantidad sino de efectividad, las mujeres, considero que tenemos una especial habilidad de estar en 30 cosas al tiempo, nuestra cabeza lo permite, pero no hay que abusar de ello.  La flexibilidad de la que hablas debe ser aprovechada no solo para trabajar más, sino para vivir más, atrevernos a hacer todo lo que soñamos y tener otros roles que no teníamos por tiempo o por diferentes factores ……..La dinámica de hoy a permitido encontrar otros espacios que la humanidad se debía.

7. ¿Las mujeres gestionamos mejor las crisis?

Digamos que tenemos ciertas habilidades y hemos desarrollado mejor otras herramientas que enriquecen la gestión, sin demeritar el manejo de los hombres, claro está. Considero que ser más racionales, la capacidad de resiliencia y de humanizar mucho más las decisiones nos lleva a enfrentar las crisis con muchas más herramientas, y desde todos los frentes. Tenemos la capacidad “multitasking” que nos permite no obviar ninguna variable de la crisis, engranar los análisis y tomar decisiones pensadas de manera holística para el negocio, siempre de la mano de ese componente humano y porque no decirlo maternal que nos impulsa a cuidar nuestra gente ante cualquier decisión y más aún en crisis.

8. ¿De qué manera organizaciones, empresas y corporaciones pueden impulsar el liderazgo de las mujeres en la industria? ¿Tiene algún consejo para ellos?

Mi consejo No sería otro distinto a permitir las oportunidades para las mujeres, abrir espacios para que puedan desempeñarse en diferentes espacios. No necesitamos nada regalado, no se trata de tener una posición feminista, simplemente respetar y ofrecer las mismas oportunidades para las mujeres sin limitar su campo de acción.

Debemos dar la oportunidad de experimentar su gestión en áreas que siempre han sido lideradas por hombres y atreverse a entregar la autoridad y el poder de decisión.

En resumen, solo pedimos OPORTUNIDADES, ¡del resto nos encargamos nosotras!